Beto De Volder

Beto de Volder (Buenos Aires, 1962) se conecta con el mundo y se aborda a sí mismo mediante el uso de la línea y la curva, elementos omnipresentes en su obra. Sus geometrías blandas se despliegan en el espacio en formas caladas constituidas por líneas que recorren diferentes direcciones, oponiéndose, atravesándose e interceptándose unas con otras, reforzando su unión mediante el uso plano del color. La tensión entre un espíritu constructivo y el impulso del azar es la marca de la producción de De Volder. En el modo de concepción de estas obras se alterna una concentración sostenida y la premura del azar. Ambos modos, la proyección racional y el espíritu intuitivo se encuentran amalgamados. (Maria Amalia García, Entre el proyecto y la contingencia: De Volder y sus líneas, Catálogo de la exhibición en Galería Palatina, 2007). Biografía Completa