Andrés Sobrino

Andrés Sobrino (San Miguel de Tucumán, 1967) se interesa por los elementos básicos de la pintura: la luz (el color) y la forma (la geometría), busca sus límites, los explora con obsesión para volcarlos en soportes de construcciones de sistemas y programas de orden racional. El entorno urbano es la fuente más eficaz de inspiración. Sobrino recorta las zonas que su interés puntualiza, acentúa y desarrolla, se apropia y redefine, ahonda en la conformación de símbolos, signos y señales, los cuestiona y pone en evidencia su inmenso poder simbólico. La economía de recursos, el uso de materiales industriales y el color no manipulado dan un mayor grado de síntesis y libertad a sus principios de ordenación constructivos. Sobrino se permite renegar de sus mayores al introducir la paradoja de la intuición en la genealogía vernácula del arte concreto. Biografía Completa